Mujer en columpio libre de preocupaciones

Deja de Perseguir el Primer Lugar y Comienza a Ganar

Analizar nuestro concepto de lo que significa ganar nos puede indicar cómo estamos viviendo nuestra vida. Redefinir su significado nos puede llevar a vivir más plena y felizmente. Hay una diferencia entre competir y competir con nosotros mismos, y una línea delgada puede llegar a separar una carrera de superación personal, de un vórtice de ansiedad, ego y depresión.

Probablemente te has encontrado a ti mismo persiguiendo un primer lugar vacío en lugar de enfocarte en ganar realmente una victoria personal llena de significado y crecimiento. En estas líneas quiero contarte una enseñanza de mi vida personal que me brindó las herramientas para liberarme de la trampa del primer lugar y enfocarme en el verdadero significado de ganar.

“Lo importante no es ganar, sino participar”

– Mi mamá

Recuerdo que me encontraba en primaria cuando fui elegida por los niños de mi salón como la candidata para representarlos en el concurso de reinas, el mismo que se celebraba cada año y en donde participaban niñas desde kínder hasta sexto grado.

Ese año la selección de la reina se realizaría por centavos (la moneda de más baja denominación del dólar estadounidense). Yo lo ignoraba, pero mi mamá ya sabía que era bastante difícil que yo pudiera ganar, ya que algunos padres de otras niñas contaban con mayor poder adquisitivo que mi familia, pero aún así, y con todas las dificultades de una mamá soltera y con poco salario, ella se las ingenió para que yo pudiera disfrutar de la experiencia.

“Te pueden ganar, pero no puedes dejarte vencer. Si es por actitud, que nadie te deje en el camino”
-Patricia Ramírez

Niños jugando para divertirse, no para ganar

Enfócate en Ser Mejor, No en Ser El Mejor

Antes de dar inicio a la semana de las actividades, mi mamá me sentó frente a ella y me dijo “Lo importante no es ganar sino participar,” me sentí confundida, luego continuó diciéndome que yo debía sentirme feliz porque mi familia me apoyaba, mis compañeritos también, que yo siempre iba a ser una ganadora, que tenía que dar lo mejor de mí, y sobre todo disfrutar la experiencia, que ese año ya yo era la reina de mi salón, sin importar cual fuese el resultado.

El día antes de la escogencia (la cuenta de centavos), se realizó una “charanga”. – Una charanga es donde un grupo de músicos tocan sus instrumentos, mientras las candidatas bailan y su barra las sigue al son de la música; como un pequeño carnaval. – Ese día cada niña tenía que decir unas palabras y ¿¡Adivinen qué dije yo!? La misma frase que me había dicho mi mamá: “Lo importante no es ganar, sino participar.”

¡La verdad que de esta actividad tengo los mejores recuerdos!

“El éxito de la vida no está en vencer siempre, sino en no darse por vencido nunca”
– Autor desconocido

Adulto feliz porque disfruta de las experiencias de la vida

Redefine Lo Que Significa Ganar

Cada esquema mental, idea, pensamiento o creencia, va a ser subjetiva dependiendo de nuestras experiencias, puede ser que esa frase que me dijeron a mí sea limitante para otras personas, o que los lleve a pensar entonces que no tiene sentido participar en una competición con el espíritu de perder, o que ganar es algo que no tiene méritos. Pero eso no es a lo que me refiero.

Para mí, y desde ese día, significa que tengo que atreverme, esforzarme, dar lo mejor de mí. Sí, esto me ha llevado a exigirme, pero siempre sabiendo que soy yo (mi mente y mis pensamientos) mi mayor oponente, que la vida es un “Ganar-Ganar”, ganas cuando te llevas el primer lugar porque te esforzaste y te destacaste, pero también ganas aunque no te hayas llevado el tan preciado primer lugar, simplemente porque ahora tienes más experiencia que antes.

“En medio de la dificultad reside la oportunidad.”

– Albert Einstein

Persona cruzando la meta, superándose a si misma

Ganar Desde La Gratitud

Definitivamente los seres humanos somos competitivos por naturaleza, pero tenemos que reconocer cuando una competencia es sana y cuando no lo es. Claro que es importante seguir tus sueños, ir por tus metas, pero la realidad es que existen las situaciones difíciles y los contextos no tan agradables y debemos permitirnos el ser resilientes y hacer frente a las adversidades y sobre todo, salir fortalecido de las experiencias negativas.

No debemos ver el competir como algo negativo, este gestionado de la manera correcta es el que nos lleva a superarnos, a alcanzar objetivos individuales o de equipo, y es el que nos lleva a querer ser mejores cada día, es completamente necesario, sin embargo, en ocasiones se descontrola, llega a ser desmedido cuando nunca nada es suficiente, cuando no importa a quien se dañe y hasta llegamos a sabotearnos a nosotros mismos, por ese mismo nivel de insatisfacción autodestructiva.

Aquí no hay motivación que nos lleve a transformarnos, crecer o aprender, no se llega a disfrutar el camino recorrido o de los propios logros o de los logros de lo demás, ya que lo único que se desea es ganar por el hecho de ser superior al otro, donde se engrandece al ego y no se toma al logro, al éxito y al ganar como aprender o ser mejores nosotros mismos.

“La mayor gloria no está en no caer nunca, sino que en levantarnos cada vez que caemos”

– Confucio

Ganando aprendizajes nuevos en el trabajo

El Fracaso No Existe, Sólo La Experiencia y el Aprendizaje

Es por todo esto que vemos a diario personas que son exitosas y lo tienen todo y aún así no se sienten bien consigo mismas y personas, que aún en sus propias dificultades ven lo mejor, y celebran cada paso como si ya hubiesen llegado a la meta.
Sé que algunas personas aún pueden estar en desacuerdo y de cierta manera se preguntarán ¿entonces, no hay que enfocarse en ganar?

Y mi respuesta es, ganar es significativo, valioso, prestigioso, pero no lo es todo, porque cuando las expectativas son muy altas y no nos encontramos preparados para enfrentar la situación, el “perder” va a ser frustrante y va a desequilibrar el bienestar emocional, aquí la importancia de las pequeñas metas. Entonces debemos enfocarnos en lograr un aprendizaje constante.

Debemos considerar enfocar ese espíritu competitivo y con sed de ganar, en que cuente con un sentido de equilibrio y que no se desvanezca cuando los resultados no son los esperados.

 

Un Abrazo,

Gaby.

 

Y antes de irme, te comparto estos últiles tips.

Claves Para Lograr Resiliencia

  1. Confían en tus propias capacidades, también sé capaz de reconocer tus puntos de mejora.
  2. Encuentra un equilibrio entre ser realista y optimista, asume tus experiencias difíciles como oportunidades para generar un cambio en ti, que te lleve a aprender y crecer. 
  3. Sé consciente de que no puedes controlar todas las situaciones, hay cosas que no dependen de ti, enfócate en lo que sí puedes hacer.
  4. No te culpes, no seas demasiado exigente, sé compasivo contigo mismo y disfruta el momento.
Leer más
Hombre mirando al mar simbolizando que va a enfrentar a sus miedos

Cómo Superar El Miedo al Rechazo

De niño, era el gordito del salón, lo que para mí significo un rechazo, lo suficientemente fuerte como para marcarme. Por esta razón sentía que no pertenecía; que estaba fuera de lugar. Y ahora que analizo estas experiencias traumáticas de mi niñez, ya no es tan difícil deducir por qué me costaba tanto vender.

“Hasta que el inconsciente no se haga consciente, el subconsciente dirigirá tu vida y tú le llamarás destino.”

– Carl Gustav Jung

Necesitaba más seguridad a la hora de interactuar con los demás, pero inconscientemente no sentía que pertenecía, por lo que yo mismo me rechazaba antes de abrir la boca. Y por esta razón he escrito este artículo para ti que me lees, porque sé que hay grandes cosas que deseas alcanzar pero a veces el miedo te gana.

Fue duro darme cuenta del miedo al rechazo que tenía mientras estudiaba coaching, pero a la vez fue como ver la luz y respirar, porque por primera vez, sentí control sobre ello; yo podía resolverlo, y tenía la oportunidad para hacerlo.

Me di cuenta que yo siempre fui “normal”, que siempre pertenecí, y que por culpa del rechazo de los demás, yo me estaba rechazando a mí mismo; me estaba lastimando sin darme cuenta.

Persona bailando sobre un salar simbolizando que se está perdonando a sí misma

Perdónate a Ti Mismo

Como sucede con todo miedo, es que en su raíz existe para protegernos de que aquellas experiencias traumáticas de rechazo que vivimos no nos vuelvan a ocurrir. El problema es que, a pesar de su intención positiva, nos protegen a costa de conductas distorsionadas que nos lastiman a nosotros y los demás.

El primer paso para sanar y superar cualquier miedo es comenzar un proceso de perdón. Así es, dije proceso, porque no es mirarte al espejo y decir “lo siento”. La etimología de la palabra ‘perdonar’ es la “acción completa y total de dar/regalar”

Sí, mírate al espejo y di las palabras que debas decir para soltarlo y perdonarte, pero luego de allí, sal allá afuera y demuéstratelo a ti mismo. Tienes que dar, dárte a ti mismo y a los demás; regalarte la oportunidad para ser mejor y dejar el pasado atrás.

“Se perdona mientras se ama.”

– François de La Rochefoucauld

Hombre preparándose para salir y actuar

Enfrenta al Miedo al Rechazo

Tomar cartas en el asunto me llevó a la acción, ya que la única manera de perdonarme a mí mismo por mi propio rechazo, era enfrentarme a los escenarios sociales que consideraba muy incómodos, de una manera paulatina y a consciencia.

A medida de que fui enfrentándolo, paso a paso, mis resultados comenzaron a cambiar, Positivamente nació y comenzamos a exponernos públicamente en charlas y conferencias. Estos momentos fueron escenarios en los que pude amarme más y llenarme de confianza, y a la vez, fueron una consecuencia de ese esfuerzo.

Lo más valioso fue aprender que para creer en mí mismo, tenía que probármelo al actuar con fé. Porque no se trata de quien fui en el pasado, sino de quien quería ser; era traer ese futuro a mi presente, actuando aquí y ahora. Y en esa acción, comenzaba a crear a mi nuevo yo, paradójicamente, el yo que siempre fui.

“La mejor seguridad se encuentra en el miedo.”

– William Sakespeare

Escritorio listo para ponerse a trabajar

Créate a Ti Mismo Para Creer en Ti Mismo

Es natural que tengamos malos recuerdos de nuestra infancia, heridas que nos marcaron y miedos para perseguir nuestros sueños, no seríamos humanos si fuese de otra manera. Y si algo te quiero decir el día de hoy es que tú te necesitas a ti mismo, necesitas sanarte, y tienes ese poder especial digno de cualquier gran historia.

Tu siempre has sido grande, siempre has sido suficiente y más, y si por esas experiencias negativas has creído por mucho tiempo que no lo eres, ha llegado el momento en que tomes las riendas de tu felicidad. No puedes cambiar el pasado, pero si puedes cambiar tu presente; comienza a crearte; no dejes pasar un día más.

Identifica esas situaciones que te causan mucha incomodidad, es una señal de que allí encontrarás lecciones valiosas que debes aprender. Enfréntalas paso a paso, con estrategia y analízalo todo, pregúntate a ti mismo que puedes hacer diferente y mejor la próxima vez. Cada vez que sales y enfrentas el miedo al rechazo, te estás demostrando a ti mismo que eres más grande que eso; te estás perdonando; estás sanando.

“El respeto de sí mismo es el sentimiento de seguridad del que nadie, hasta ahora, desconfía.”
– H. L. Mencken

 

Un abrazo,

Luis.

Leer más
Bombillos encendidos que representan los sistemas de creencias humanos.

Transforma Tus Creencias Limitantes a Potenciadoras

Las creencias son un tema que me apasiona mucho y que considero todos deberíamos conocer. En cualquier situación desafiante de la vida, podemos hacer introspección, analizar nuestras creencias y luego transformar las limitantes en potenciadoras para salir adelante.

Por eso, he preparado este artículo para ti, para ayudarte a ver lo que actualmente no estás viendo sobre ti mismo, sobre ti misma. Para que puedas entenderte mejor, y salir de los ciclos viciosos que te continúan ocurriendo por más que racionalmente busques lo opuesto.

¿Qué es una Creencia?

Las creencias son una valoración subjetiva sobre algo como verdadero.

Su etimología viene del Latin credere, que significa: “Tener fé, pensar que es posible”. Y también de la raiz Indoeuropea ‘Kerd’, corazón, y ‘Dhe’, poner: “Poner el corazón”, donde ponemos el corazón.

Las creencias determinan los permisos que nos damos a nosotros mismos para actuar y pensar, y con los cuáles también medimos al entorno. Las creencias, y por ende los permisos, forman las normas y los principios de acción de nuestra vida.

Es imposible que un ser humano funcione sin un sistema de creencias, porque por más subjetivas que estas sean, son nuestra realidad, nuestra verdad de la que nos apoyamos para construir toda nuestra vida. Es allí donde está su poder, y es allí donde esta su peligro.

“Hay una gran mentira: que somos limitados. Los únicos límites que tenemos son los límites que creemos”

– Wayne Dyer

Persona sostiene luces led en sus manos simbolizando que todos atesoramos nuestras creencias

Nuestra Perspectiva y las Creencias

Hace unos días, me topé con una ilustración del maestro Selcuk Erdem, en donde plasmaba a un rinoceronte pintando cuadros en la sabana Africana. En cada uno de los cuadros en los que capturaba la belleza de su hábitat, había pintado en el medio un cuerno; su cuerno de rinoceronte.

Está de más decir que esto llamó poderosamente mi atención. Lo tomé como una representación visual de que todos tenemos una perspectiva desde la cual miramos todas las cosas y medimos las acciones de los demás.

Todos tenemos un “cuerno” entre los ojos.

Y aunque asimismo, todos tenemos virtualmente los mismos ojos, nuestra forma de ver el mundo es tan única como nosotros mismos. De allí es que podemos enriquecernos unos de otros siempre y cuando así lo dispongamos.

“El hombre a menudo se convierte en lo que cree ser”.

– Mahatma Gandhi

Luz entrando por la venta ilustrando que las creencias son como la luz que nos guía

Los Tipos de Creencias

Pero luego de la emoción sobrecogedora y tierna que me inspiró la pintura, un mensaje algo oscuro se asomaba desde el fondo: El cuerno, que le da una perspectiva única al animal, también se la limita.

¿Qué es el cuerno entonces? Fue la gran pregunta que me hice. La idea estuvo girando en mi cabeza por un tiempo hasta que me topé con una posible respuesta.

Nuestras creencias.

Son ese complejo y subjetivo sistema que conforma el universo de significados, leyes y valores que influyen en cada una de nuestras decisiones, desde las más grandes hasta las aparentemente insignificantes.

“Escucha tus pensamientos internos. ¿Te conducen a la felicidad y al éxito o a la infelicidad y al fracaso?”.

– Jerry Bruckner

Mujer atrapada en representación de que podemos privarnos de la felicidad y el exito por nuestras creencias limitantes

Creencias Limitantes

Una creencia es limitante o potenciadora en relación a como nos auto-permiten la felicidad, el éxito o los objetivos que tenemos, estos últimos siendo tan subjetivos como las creencias mismas. Pero dentro de esta subjetividad, podemos tomar las necesidades humanas fundamentales como punto de referencia para entender si las nuestras son limitantes o potenciadoras.

En este sentido podemos entonces decir que las creencias limitantes son conceptos de la realidad que nos alejan de las personas, y que limitan la fé en nosotros mismos y en que podemos alcanzar nuestra felicidad plena. Son conceptos distorsionados de la vida que inconscientemente nos truncan nuestra autorrealización.

“No escuches la voz de la negatividad. ¡Escucha tu voz de posibilidad!”.

– Jerry Bruckner.

Hombre extendiendo los brazos como simbolo de libertad, paz y felicidad.

Creencias Potenciadoras

Cuando nosotros, los seres humanos, satisfacemos nuestras necesidades fundamentales de subsistencia, protección, afecto, entendimiento, participación, ocio, creación, identidad y libertad, tenemos una posibilidad más alta de desarrollar más y mejores conceptos (creencias) potenciadores acerca de nuestra realidad.

Por ejemplo, si desde niños, cada vez que teníamos un problema, nuestros padres nos alentaban y daban una perspectiva positiva y de aprendizaje, eso fue enviando un mensaje a nuestro inconsciente. E inclusive y con más énfasis, cada vez que la familia pasaba por un momento duro, la actitud positiva de nuestros padres frente a estas situaciones nos envía otro mensaje contundente que va formando nuestro sistema de creencias acerca de cómo enfrentar problemas.

En este sentido, una creencia potenciadora no es la que pinta la vida sin dolor, sino la que contiene los patrones de pensamiento que nos van a permitir enfrentar los desafíos de la mejor manera posible; hacia lo positivo, el aprendizaje y el crecimiento.

“No tengas miedo de tus miedos. No están ahí para asustarte. Están ahí para hacerte saber que algo vale la pena.”

– Joy Bell C.

Nuestras creencias guían nuestros pasos

Transformar una Creencia

Te has puesto a pensar ¿de qué está compuesto el cuerno que llevas entre los ojos? Es sin duda una pregunta desafiante que puede hacer renegar hasta al más abierto de mente. Y como no, si nuestras creencias son lo más preciado que “poseemos”. Nadie quiere darse cuenta que ha pasado 20, 30, 40 años creyendo en algo “equivocado”.

Todas las creencias tienen una intención positiva. Cuando no se satisfacen nuestras necesidades fundamentales, la creencia se forma para protegernos del entorno. El problema es que la creencia limitante busca satisfacer esa necesidad de una forma distorsionada.

Así que, si analizamos nuestra conducta y somos humildes para escuchar y ponderar la opinión de los demás acerca de nuestro actuar, podemos toparnos con conductas negativas que tienen como raíz una creencia. Si encontramos la intención positiva de la misma, podemos entonces reformular una nueva creencia (potenciadora) que nos lleve a cumplir esa intención pero de una manera sana y positiva.

“Nuestras creencias sobre lo que somos y lo que podemos hacer, determinan precisamente lo que podemos ser.”

– Tony Robbins

Revisa en lo que crees, en las cosas que defiendes y por lo que luchas, allí en el fondo hay cosas muy interesantes para ver. Descubre tu cuerno entre los ojos y date la oportunidad de estar equivocado y de cambiar. 

El rinoceronte estaba feliz pintando sus cuadros, porque al final del día, aunque no podamos verlo todo ni saberlo todo, si podemos decidir ser felices. La perfección no existe, pero si la excelencia de saber que estamos comprometidos a ser una mejor versión de nosotros mismos.

Un abrazo,

Luis.

All credits for Selcuk Erdem

Arte por Selcuk Erdem

Y antes de terminar, aquí te comparto unas frases más sobre creencias muy buenas.

Frases de Creencias

“Nunca permita que las limitaciones o inseguridades de otros limiten lo que es posible para ti”. – Hal Elrod

“Los únicos límites que tienes son los límites en los que crees”. – Wayne Dyer

“Cuando creas que eso es lo mejor que obtendrás, tendrás razón”. Vivek Naik.

“Para arreglar tus creencias tienes que encontrar el lugar dentro de ti donde nada es imposible”. – Deepak Chopra.

“En lugar de centrarse en por qué no se puede hacer algo, piense cómo puede hacerlo”. – Jerry Bruckner.

“Puedes ir tan lejos como lo permita tu mente. Lo que crees, recuerda, puedes lograrlo”. – Mary Kay Ash

“Toma conciencia de tu diálogo interno; ¿Qué te está diciendo esa voz dentro de tu cabeza todo el día?”. – Jerry Bruckner

Leer más
Portada - Convivencia en Pareja

Convivencia en Cuarentena

La convivencia prolongada con alguien incrementa la posibilidad de que surjan diferencias, como es el caso de la cuarentena en casa. El caos llega cuando no somos capaces de gestionarlas o en el peor de los casos, cuando no queremos hacerlo. Por lo que es clave no tomar una decisión cuando las emociones están en su punto mayor. Es mejor que en ese momento, cada quien tome un tiempo a solas para respirar, calmarse y replantearse la situación.

Desde que comenzamos nuestra relación, Luis y yo pudimos alinear nuestras visiones a futuro y construir una relación basada en la comunicación, confianza y apertura. Pero eso no nos hace exentos a tener diferencias y argumentar con diferentes puntos de vista.

Algo que nos ha funcionado a nosotros, es que por más enojados que nos encontremos en el momento, nunca nos hemos faltado el respeto. Ya que algo es cierto; cuando se pasa la línea del respeto o la confianza, no se puede volver atrás. Siempre quedará algo en nosotros que harán que las cosas no sean iguales.

Es importante que tú y tu pareja sepan dónde se encuentran, a dónde quieren llegar y qué papel juega cada uno para apoyar al otro.

Jugar Uno en Cuarentena

Descubriéndonos al Compartir Juntos

“La convivencia con otras personas es la habilidad más necesitada en este mundo. Con ella, no hay límite en lo que las personas pueden hacer.” – Earl Nightingale.

A pesar de que siempre hemos sido de aprender y experimentar nuevas actividades, esta cuarentena nos ha hecho salir de la zona de confort, realizando actividades que antes, ni siquiera hubiésemos imaginado.

Por ejemplo, a Luis no le gusta jugar UNO, el cual es mi juego favorito (digamos que aquí sale a relucir mi lado competitivo), pero lo ha jugado conmigo para compartir. Yo en cambio, me he animado a cocinar, lo cual es bastante intimidante para mi, al él ser Chef. Lo bueno es que ahora les puedo contarles que soy una mejor Sous Chef.

Anímate a realizar actividades que le gusten a tu pareja, ve a través de sus gustos, aprende y deja atrás la monotonía, verás que será un hermoso momento que siempre recordarán. 

Es importante tener en cuenta que, aunque somos una pareja y nos encontremos bajo el mismo techo, también hay que mantener y respetar la individualidad. No me lo tomen a mal, es sano para la convivencia que cada uno tenga su tiempo y espacio personal.  

Pareja conviviendo tiempo de calidad en cuarentena

Siendo Agradecidos Aprovechando el Tiempo

“¿Amas la vida? Pues si amas la vida no malgastes el tiempo, porque el tiempo es el bien del que está hecha la vida.” – Benjamin Franklin

Como te comentamos en el artículo anterior, aunque tuvimos nuestro momento de duelo por posponer nuestras vacaciones este año por la pandemia, sabemos que hemos ganado mucho más. Ahora nos conocemos mejor a nosotros mismos y como pareja, y nos dimos cuenta que teníamos que evolucionar y crecer.

Por eso ha sido tan importante para nosotros, tener espacios para hablar y desahogarnos sin miedo a ser juzgado por el otro. Nos ha ayudado mucho tener nuestras propias y creativas citas. Por ejemplo, nuestros fines de semana de conciertos y cine en casa.

La cuarentena nos ha regalado algo que no tiene precio; tiempo. He apreciado el tener tiempo para mí y mi cuidado, el poder trabajar junto a Luis en contenidos para nuestro negocio, el poder realizar cada uno actividades diferentes, y por supuesto, reforzar nuestra relación.

Luis Rivera y Gabriela Sánchez de Positivamente Convivencia en Cuarentena

La vida te ha regalado un “tiempo fuera”. Aprovéchalo para hacer mejores conexiones humanas con tu pareja y familia.

Un Abrazo Gigante

Gaby

Leer más
Close Bitnami banner
Bitnami