Si piensas que persuadir es manipular maquiavélicamente a la gente estarías viendo tan solo un lado de la moneda. La realidad es que todas las habilidades blandas podrían usarse para fines egoístas y no éticos, y la persuasión no escapa de este paradigma. Sin embargo, como ocurre con todo, en las manos adecuadas, la persuasión puede ser positiva, constructiva y un acto de amor.

El hecho que tú puedas cambiar en tu mente el significado de persuasión puede permitirte desarrollar más esta habilidad y utilizarla para lograr tus objetivos, y aún más importante, para impactar positivamente al mundo.

Yo era de los que consideraba la persuasión y la venta como cosas del demonio, pero atravesar por un proceso de crecimiento que me tomó años, me ayudó  ver las cosas distintas, a superar creencias limitantes y a ser más exitoso en ayudar a los demás.

Artículo Relacionado: Averigua cómo vender aún si odias las ventas.

¿Por qué la persuasión es una de las habilidades más cotizadas en esta nueva década?

Según el señor internet, podemos definir a la persuasión como: “Capacidad o habilidad para convencer a una persona mediante razones o argumentos para que piense de una determinada manera o haga cierta cosa.”

No es de extrañarse entonces el poder tremendo que tiene esta habilidad en prácticamente cualquier profesión allá afuera. La persuasión puede ayudar a un padre de familia a aconsejar a sus hijos, a un líder a guiar a su equipo, a un desempleado a conseguir un empleo, a un emprendedor a conseguir inversión, a un empresario a cerrar un negocio, y hasta a un rescatista a salvar a una persona al borde del suicidio. Prácticamente nos sirve a todos.

Persuadir requiere casi de forma inherente, que tengas seguridad en ti mismo lo suficiente como para pararte firme en tu posición e inspirar a otros a determinarla, respetarla y aceptarla. Esta fortaleza implícita hace que, quien sea bueno persuadiendo, sea alguien extremadamente útil en las disciplinas interpersonales.

¿Cuál es la diferencia entre persuadir y manipular?

En palabras simples; persuadir es positivo para quien es persuadido y manipular es negativo para quien es manipulado. Y en palabras más complejas; la persuasión promueve la posición de todos los involucrados. Es un esfuerzo prosocial que guía al receptor de un mensaje a aceptar la verdad. Por el contrario, una petición manipuladora es aquella que, si se adopta, afectará negativamente a la otra parte.

Si eres un gran profesional, con mucho talento y experiencia valiosa ¿por qué no persuadir a un entrevistador o futuro jefe a que te contrate a ti y no a alguien más? Pero si por el contrario, está en tus planes aprovecharte del trabajo, deliberadamente ser mediocre en este, y deseas engañar al entrevistador, estamos hablando de algo muy distinto.

Al final del día, aquello que es bueno o malo dependerá de la persona que lo haga ¿Cómo lo harás tú?

Si haces el bien, te lo mereces, así que persuade sin miedo.

¡Te ayudamos a conseguir un mejor trabajo más rápido!

¿Sientes que con tantos cambios te estás quedando atrás profesionalmente? Y cómo no sentir incertidumbre, miedo y ansiedad con la semejante transformación por la cual hemos pasado. De hecho acabamos de pasar por un cambio de era.

¡Queremos ayudarte a conseguir esa oportunidad laboral que tanto ha esperado y que sabes te mereces!

Descarga el ebook gratuito “Tu Hoja de Vida Perfecta” aquí

¿Qué te pareció este artículo? ¡Dime en los comentarios!