En esta oportunidad te estaré contando un poco acerca del miedo, ya que es un sentimiento que estoy segura ha incrementado en estos meses de pandemia y cuarentena, me gustaría que en este breve momento pienses:

¿El miedo es bueno o malo?

Para responderte, vamos a remontarnos a tiempo atrás, hacia nuestra infancia y es que a muchos, en esta etapa de nuestra vida nos han dicho nuestros padres, familiares o conocidos la tan famosa frase “No tengas miedo”, y a medida que vamos teniendo consciencia la vamos asociando a eventos negativos, por lo que vemos al miedo como una emoción negativa; y por ende, algo por lo que nos debemos sentir avergonzados.

“No es porque las cosas son difíciles que no nos atrevemos. Más bien las hacemos difíciles cuando no nos atrevemos”.

– Séneca, filósofo Romano

“No es porque las cosas son difíciles que no nos atrevemos. Más bien las hacemos difíciles cuando no nos atrevemos”. - Seneca

¿Qué es el Miedo?

El miedo se define como una emoción que se caracteriza por una intensa sensación que percibimos como desagradable ante un peligro real o supuesto. Es una emoción primaria que se deriva de la amenaza. Desde el punto de vista psicológico, es un estado afectivo y emocional, necesario para la correcta adaptación del organismo al medio

Tomando en cuenta el punto de vista psicológico, que tal si vemos al miedo desde otra perspectiva, La razón por la que hablamos de este tema el día de hoy es porque quiero que te lleves algo que estoy segura nunca te dijeron, y es que sentir miedo es tan natural como respirar, forma parte de nuestra vida, nuestro aprendizaje y nuestro crecimiento.

El miedo, es una emoción básica y primaria, y que como lo dice en la definición, no es muy agradable, pero todas las emociones, bien reguladas y gestionadas son buenas para nosotros. Todas las emociones tienen su porqué y ejercen su función. El problema, y en lo que puede ser disfuncional es lo que hacemos con el miedo o en caso contrario, lo que no hacemos.

“A nada en la vida se le debe temer. Solo se le debe comprender.” 

– Marie Curie

A nada en la vida se le debe temer. Solo se le debe comprender. - Marie Curie

¿Qué Pasaría si No Pudieramos Sentir Miedo?

Si no tuviéramos miedo moriríamos. De seguro te encuentras un poco confundido, pero sí, el miedo actúa como un regulador, si no existiera actuaríamos de forma osada y en el peor de los casos seríamos demasiado imprudentes o arriesgados, llegando a exponernos al peligro constante, o simplemente no reaccionarías ante las situaciones dañinas. En otras palabras, el miedo es una señal de alerta que viene a nosotros para regular nuestra conducta y advertirnos de que no estamos preparados para algo, porque pudiéramos caer en comportamientos nocivos que nos afectarían a nosotros y a las personas a nuestro alrededor.

En este punto te puedo decir que a diferencia de lo que le he escuchado a algunos profesionales de que debemos eliminar el miedo, quisiera que aprendas a vivir con él, lo aceptes y lo gestiones.

Ante el miedo tenemos 2 caminos:
1- Seguir sintiendo miedo ante las adversidades, dejando que te paralice y que te impida alcanzar tus metas.
2- Encontrar un remedio, seguir hacia adelante y transformar tu miedo en tu mayor motivación.

“Usted puede descubrir a que le tiene más miedo su enemigo observando los métodos que él usa para asustarlo.”

– Eric Hoffer

Usted puede descubrir a que le tiene más miedo su enemigo observando los métodos que él usa para asustarlo. - Eric Hoffer

Nuestros Miedos Nos Unen

Algo muy interesante que quiero contarte es que Positivamente surgió de la unión de los miedos de Luis y los míos, de nuestras frustraciones, ya que antes de comenzarlo, nos encontrábamos viviendo situaciones difíciles a nivel laboral; el ambiente laboral no era estable (así como te conté en este episodio de nuestro podcast).

Producto del estrés del día a día, las relaciones con nuestros familiares y amigos se estaban tornando negativas, pero, a pesar de estas circunstancias, teníamos un pensamiento que nos unía – queríamos ser más felices y poder aportar en la vida de otras personas, ayudarlos a manejar situaciones y gestionar sus pensamientos y por ende su bienestar emocional.

¡Queríamos hacer la diferencia! – de allí surgió nuestro proyecto; del miedo a seguir viviendo lo mismo por el resto de nuestros días, de no tener una vida plena, de que nuestra existencia se esfumara sin haberla aprovechado.

“Temerle al amor es temerle a la vida, y aquellos que le temen a la vida ya están casi muertos.”

– Bertrand Russell

"Temerle al amor es temerle a la vida, y aquellos que le temen a la vida ya están casi muertos." - Bertrand Russell

Crea Tu Propio “Remedio”

Como puedes escuchar nosotros tomamos la alternativa número dos y fuimos buscando el sanarnos desde adentro y afortunadamente comenzamos a crear nuestro remedio; el poder aportar a otros con nuestro emprendimiento. Y ha sido nuestra mayor motivación desde entonces.

Y como te comentaba, en vez de elegir eliminarlos y gastar toda esa energía en un luchar para sobrevivir, enfocamos nuestra energía en aceptar nuestro miedo y convertirlo en fuente de incentivo, eso que nos impulsa y nos hace crear, reinventarnos y seguir caminando por nuestro sueño, porque créeme que estos miedos nos retan, nos sacan de nuestra zona de confort, y he visto un cambio inmenso en mí cuando decidí sanarme.

Pero no todo llegó de la nada, no es que vas a transformar tu miedo y listo, se solucionan todos los problemas, cada vez que descubres y aceptas un miedo, descubres otros y así es la vida, nos pone retos, lo importante es que te desafíes a ti mismo, creas en ti, claro que tenemos el derecho de asustarnos y de querer quedarnos en esa zona segura y de lo que conocemos, pero una vez salimos de allí, nos damos cuenta de lo mucho que hemos madurado, aprendido y fortalecido.

“El valor no es la ausencia del miedo, más bien, es la opinión de que otra cosa es mucho más importante que el miedo.”

– Ambrose Redmoon

El valor no es la ausencia del miedo, más bien, es la opinión de que otra cosa es mucho más importante que el miedo. - Ambrose Redmoon

Exponte Frente al Miedo

Lo más importante de este viaje es que sepas que es válido explorar, experimentar, equivocarte, ganar, crecer, evolucionar y reinventarte.

Cuando Positivamente se estaba dando a conocer y llegaron nuestros primeros clientes comenzaron a sonar las alarmas en mí, Personalmente, yo nunca he sido extrovertida (quizás solo con personas muy muy cercanas) por lo que me costaba mucho hablar en público.

Cuando llegó el gran día de nuestra primera ponencia, mis manos sudaban, mis piernas temblaban, sentía que todo lo que iba a decir se me había olvidado, y en mi mente revoloteaban las siguientes preguntas:

¿Qué pensarán estas personas de mí?
¿Y si me equivoco?
¿Y si no sé cómo explicarme?
¿Y si mis conocimientos no son suficientes?
¿Y si no me entienden absolutamente nada de lo que les digo?

¿O si me hacen alguna pregunta que yo no sepa contestar?

¡Me sentía tan pequeña en comparación a otros!, pero cuando me dieron el micrófono, no me quedó de otra y me metí en el papel de cero nervios, aunque por dentro quería que todo pasara rápido, sé que mi voz tembló y no es para menos, pero me atreví y di lo mejor de mí. 

Haciendo un poco de introspección, luego de varias charlas y talleres, recordé un suceso de mi niñez, no lo había tenido consciente hasta ese preciso momento, y de seguro era eso lo que me hacía tener tanto miedo de hablar en público.

“Fue un gran consejo que un día escuché que le daban a un niño: “siempre tienes que hacer las cosas a las que le tienes miedo.”

– Ralph Waldo Emerson

Fue un gran consejo que un día escuché que le daban a un niño: "siempre tienes que hacer las cosas a las que le tienes miedo." - Ralph Waldo Emerson

Encuentra La Raíz de Tu Miedo

Te cuento, de pequeña me encantaba decir poesías, pero en una oportunidad en el acto cívico del colegio, se me olvidó todo lo que tenía que decir, me quedé totalmente en blanco frente a mis compañeros, mis maestros y los padres de familia que se encontraban, hubo un silencio incomodo, yo me puse muy triste y lloré.

De allí en adelante nunca más me anoté para los discursos, declamaciones o algo que tuviera que ver con exponer. Lo tenía que hacer en el colegio como asignaciones, pero no me gustaba para nada, lo hacía como una obligación. Al recordar este suceso comprendí que mi mayor miedo es el de no sentirme segura, el de fracasar y es que esa herida se mantuvo de forma inconsciente y me hizo y poner resistencia para protegerme a mí misma, fue mi mecanismo de defensa.
Y con razón me sentía tan pequeña en nuestra primera ponencia, sin saberlo, me sentía como la niña pequeña que una vez se equivocó ante la presencia de tantas personas.

“El miedo cultiva miedo.”

– Byron Janis

El miedo cultiva miedo. - Byron Janis

Rodéate de Motivación

Desde que llegamos al lugar de la exposición, hasta minutos antes de que nos presentaran, Luis me recordaba una y otra vez mi potencial, y de que por primera vez nuestro mensaje de Bienestar iba a ser escuchado de forma pública.

Tanto Luis como Positivamente se convirtieron en mi remedio para transformar mi miedo, y a pesar de todos esos pensamientos, fui capaz de pararme frente a 100 personas, compartir mi experiencia de vida y nuestro mensaje de positivismo, autoconocimiento y empoderamiento.

Parte de mi proceso para sanar ese miedo es rodearme de personas que me equilibran, y que me motivan, pero el remedio más poderoso es el que sale de mi interior; esa vocecita que me recuerda que yo tengo el poder ante mis acciones. Aquel día que tuve esta introspección, viajé al pasado, y abracé mi niña interior, mientras mis lágrimas corrían. Si no hubiese ocurrido este suceso, mi vida sería otra, y quizás no estaría acompañando a otras personas a autodescubrirse, aceptarse y superarse.

“Muy a menudo el miedo a un mal nos lleva a realizar uno peor.”

– Nicholas Boileau-Despresaux

Muy a menudo el miedo a un mal nos lleva a realizar uno peor. - NIcholas Boileau-Despresaux

Técnicas Para Gestionar Tus Miedos

1. Por favor, tómate el tiempo de hacer una lista de tus miedos y colócale al lado cual crees tú que puede ser el remedio para transformarlo. Recuerda que no debes ver el miedo como un enemigo, conviértelo en tu aliado.

2. Una de las técnicas psicológicas más utilizadas es la de exposición, y consiste en exponerse de forma controlada al estímulo que causa el miedo, en mi caso el hablar en público, por lo que me sucedió a los 6 años, ese qué pensarán de mí, el no querer equivocarme y buscar la perfección, que por cierto no existe, pero sucede cuando no lo sabía gestionar de una manera positiva en mi vida y que me causó de manera directa e indirecta daños en relaciones interpersonales, o el perderme oportunidades por ejemplo.

Así que cada vez que me toca exponerme ante muchas personas, se va disminuyendo ese miedo, hasta que tomas el control de la situación.

3. En caso de que no quieras exponerte tan directamente a tu miedo lo que es común, lo que puedes hacer es usar tu imaginación, visualízate haciendo eso que tanto temes, o invita a alguien que te de apoyo mientras te expones, reconoce tus reacciones fisiológicas, son parte importante de ese momento.

Como te dije, muchas veces podrás hacerlo solo, pero es mucho mejor cuando cuentas con el apoyo de familiares y amigos, porque te sostendrán en los momentos difíciles.

4. En caso de que sea un miedo más profundo, no dudes en buscar ayuda profesional, date el permiso de hacerlo.

“Creo que es más valiente el que vence a sus deseos que aquel quien vence a sus enemigos, porque la victoria más grande es sobre uno mismo.”

– Aristóteles

"Creo que es más valiente el que vence a sus deseos que aquel quien vence a sus enemigos, porque la victoria más grande es sobre uno mismo."  - Aristóteles

Conclusiones Finales

Recuerda que todos los días aparecen los miedos, y no me arrepiento de los míos, tampoco me avergüenzan, porque ya comprendí que me permiten conectarme con mi interior, transformarme, y disfrutar cada experiencia.
No lucho en su contra, no me desgasto; aprendo de ellos.

Quejarte no solucionará nada, aprovecha y concentra tu energía en buscar tus propios remedios para continuar construyendo la vida que quieres.   
La vida siempre estará llena de tropezones, de pruebas, de ensayos y de errores, pero recuerda que eres lo suficientemente fuerte para transformar tus miedos y alcanzar tus metas.    

Gabriela Sánchez Co-Fundadora de Positivamente

 

Un abrazo,
Gaby