¿Has hecho esperar a los candidatos, aún cuando pudiste atenderlos inmediatamente? ¿ sin excusa alguna? Una de las prácticas más recurrentes en el ámbito de Gestión Humana o Gestión de Talentos es que los Reclutadores citen a los candidatos a una hora determinada y los atiendan hasta una hora después.

Como especialista en Psicología Organizacional soy consciente que esta práctica se realiza porque se puede observar el nivel de paciencia que puede tolerar un candidato y cómo son sus reacciones, mismas reacciones que probablemente tendrá en su puesto de trabajo. También se podrá ver su nivel de tolerancia a la frustración, qué prefiere hacer en ese tiempo libre o como se relaciona con las personas que se encuentren a su alrededor.

También te puede interesar el artículo «¿Qué Preguntas Debes Hacerle a Tu Entrevistador?»

La verdad es que no me encuentro de acuerdo con esta práctica, ya que como Psicóloga siempre veré la parte humana, es decir, un candidato que quizás haya tenido que aplazar o cancelar todo lo que tenía que hacer ese día por asistir a la entrevista, o peor aún, personas que en un día (por necesidad) aceptan ir a varias entrevistas y puede ser que por no atenderla a tiempo y no se ajuste al perfil que se busque, se pierda otra oportunidad laboral.

Personas que tienen que levantarse muy temprano, para llegar puntual y brindar una buena atención, a veces hasta sin desayunar.

Todas las características arriba mencionadas, se pueden ver a través de una prueba psicométricas y assessment center.

¡Los candidatos son personas con tiempo valioso! Y que al igual que nosotros como reclutadores o imagen de una empresa, merecen ser tratados con respeto y dignidad.

También soy consciente que quien trabaja en el área de Gestión Humana, por más que planifique su día, en la jornada laboral siempre ocurrirán situaciones de última hora que pueden afectar toda la planificación, entonces, ¿Qué hago yo cuando me sucede esto y no los puedo atender? Personalmente salgo a ofrecerle una disculpa, les explico la situación y les pregunto si me pueden esperar, o si prefieren reagendar la cita y si no puedo hacerlo yo, le pido a la asistente o a la recepcionista que le expliquen de mi parte la situación, nunca está de más ofrecerle algo para tomar o alguna revista para leer.

Seamos parte de las Gestiones más humanas, trabajamos con personas y hay que valorarlas desde el primer momento.

Al final del día, aquello que es bueno o malo dependerá de la persona que lo haga ¿Cómo lo harás tú?

Si haces el bien, te lo mereces, así que persuade sin miedo.

¡Te ayudamos a conseguir un mejor trabajo más rápido!

¿Sientes que con tantos cambios te estás quedando atrás profesionalmente? Y cómo no sentir incertidumbre, miedo y ansiedad con la semejante transformación por la cual hemos pasado. De hecho acabamos de pasar por un cambio de era.

¡Queremos ayudarte a conseguir esa oportunidad laboral que tanto ha esperado y que sabes te mereces!

Descarga el ebook gratuito «Tu Hoja de Vida Perfecta» aquí

¿Qué te pareció este artículo? ¡Dime en los comentarios!

Un abrazo,

Gabriela Sánchez Co-Fundadora de Positivamente

Gaby Sánchez
Psicóloga
CoFundadora de Positivamente