ESTRATEGIAS PARA CULTIVAR EL AUTOCONOCIMIENTO

Estrategias Para Cultivar El Autoconocimiento

¿Te has preguntando alguna vez quién eres? ¿Si estás haciendo realmente lo que quieres, o si simplemente te conformas?, estas son preguntas que la mayoría de las personas nos hacemos más de una vez en nuestras vidas.

Pasa que a veces queremos cumplir las expectativas de otras personas, o encajar en un lugar y nos perdemos en el camino, entonces llega el punto donde te encuentras con la interrogante de si de verdad te conoces lo suficiente para saber qué es lo que quieres y necesitas o si simplemente no te conoces y dejas pasar todo de forma automática, sin encontrar un verdadero sentido en tu vida.

Sé que hay momentos en los que tenemos que cuestionarnos, explorarnos y descubrirnos, no siempre se está preparado, pero si te sientes en ese momento de que deseas dar ese paso en tu autoconocimiento, entonces las estrategias que te compartiré a continuación te serán de mucha utilidad.

“El Autoconocimiento es conocer los propios estados internos, preferencias, recursos e intuiciones” -Daniel Goleman

 

“El Autoconocimiento es conocer los propios estados internos, preferencias, recursos e intuiciones”

-Daniel Goleman

Algo que hay que tener presente es que el autoconocimiento es fundamental para desarrollo personal, además de que fomenta las bases para la inteligencia emocional, ya que al conocer  tus características, habilidades, valorarlas y aceptarlas, te permites gestionar tu mundo interior y exterior, lo que fortalece la interacciones y conexiones interpersonales, obtienes mayor confianza en ti mismo y tienes claros tus objetivos.

Por supuesto que es válido que en este camino de vida, tropieces, dudes, pero lo importante de tener confianza en ti, en que vas a seguir adelante porque sabes lo que te motiva.

1. Identifica Tus Talentos

Existen varias competencias que puedes desarrollar. Hay personas que descubrieron a muy temprana edad sus talentos y otras lo van descubriendo a medida que experimentan muchas actividades, no dejes, que no haber encontrado a tiempo alguno de tus talentos te impida disfrutarlo, deja de lado el pensamiento «Es que ya estás muy grande para algo».

Anota  lo que sabes hacer bien o todo para lo que te consideras bueno, esto te dará luces de tus talentos. Pero no te agobies, talento no es solo cantar o bailar, hay personas que descubrieron sus talentos en la pastelería, lettering, decoraciones y hasta sembrando plantas, lo mejor de todo es que hasta pudieras iniciar tu propio emprendimiento y ganar dinero extra haciendo lo que amas.

 

“Uno no alcanza la iluminación fantaseando sobre la luz sino haciendo consciente la oscuridad… lo que no se hace consciente se manifiesta en nuestras vidas como destino”. – Carl Jung

“Uno no alcanza la iluminación fantaseando sobre la luz sino haciendo consciente la oscuridad… lo que no se hace consciente se manifiesta en nuestras vidas como destino”.

– Carl Jung

Piensa dos veces antes de decir que no tienes ningún talento.

2. Crea Tu Propio Espacio

No importa si llevas una vida ajetreada por tu trabajo, tu familia, tus deberes; recuerda que lo más importante en tu vida eres tú, así que te invito que agendes un espacio para descubrir nuevas actividades, o simplemente hacer algo que te relaje; piensa en esas actividades que te apasionan que estabas dejando de lado, o intenta nuevas, lo importante es que te regales un tiempo para ti. Busca espacios de reflexión y organiza tus ideas.

“Podrás reconocer tu propio camino una vez que estés en él, ya que de pronto tendrás más energía e imaginación que la que podrías llegar a necesitar”. – Jerry Gillies

“Podrás reconocer tu propio camino una vez que estés en él, ya que de pronto tendrás más energía e imaginación que la que podrías llegar a necesitar”.

–Jerry Gillies

3. Busca otras Perspectivas

Mantén una mente abierta e indaga con tus amigos más cercanos, tu familia, acerca de cómo te ven ellos. Busca  retroalimentación, pierde el miedo a saber qué piensan de ti, te puedes llevar grandes sorpresas; ya sea que vean en ti características que tú mismo aún no has notado, o te digan puntos a mejorar.

Como seres humanos, cuando nos dicen nuestros errores, utilizamos los mecanismos de defensas para protegernos, por lo general atravesamos por la negación y no reconocemos lo que tenemos a simple vista; en otros casos racionalizamos las conductas erradas y las percibimos como algo positivo, cuando en la realidad nos estamos perjudicando a nosotros mismos o las personas a nuestro alrededor. 

 

"“Sólo hay una pequeña parte del universo de la que sabrás con certeza que puede ser mejorada, y esa parte eres tú”.

 

“Sólo hay una pequeña parte del universo de la que sabrás con certeza que puede ser mejorada, y esa parte eres tú”.

– Aldous Huxley

 

En el ejercicio anterior te recomiendo tener mucho cuidado, busca personas en quien de verdad confíes, personas que te conozcan, porque sucede que la retroalimentación pueda ser deshonesta, con malas intenciones. Busca personas que te puedan colaborar genuinamente y que se alegren de que estés buscando tu crecimiento personal.

Conclusiones Finales

El cambio es una constante en la vida y forma parte de ese viaje hacia el autodescubrimiento, cada día experimentas sensaciones, emociones, atraviesas  nuevas experiencias, que te pueden cambiar el panorama, expandir tus horizontes, recuerda que puedes cambiar de opinión, de gustos, con el autoconocimiento tú amor propio, tus valores se deben mantener siempre presentes.

Gabriela Sánchez Co-Fundadora de Positivamente

 

Un abrazo,
Gaby

 

Leer más

Cómo Enfrentar La Crítica

Nunca falta esa persona que llega y nos critica lo que hacemos o no hacemos, y que sin importar qué, nunca le parece suficientemente bueno. ¿Te ha pasado? Bueno, a nosotros también.

En la vida nos encontraremos personas que sin saber lo que nos encontramos viviendo, simplemente van a llegar y quizás hasta sin tacto van a opinar sobre ti, lo que debes hacer o dejar de hacer, lo que debes decir o hasta pensar, personas que te pueden ofender, pero quiero que sepas que tienes el poder de elegir con qué te quedas, cuantas de esas palabras te aportan.

Tú tienes el derecho de decir que no te encuentras de acuerdo con sus opiniones, utilizando siempre la asertividad a tu favor y manteniendo una mente abierta a las situaciones., no todas las personas tienen malas intenciones, solo que no supieron como hacerte llegar el mensaje correcto.

"La cosa más difícil es conocernos a nosotros mismos; la cosa más fácil, hablar mal de los demás." - Epicteto

«La cosa más difícil es conocernos a nosotros mismos; la cosa más fácil, hablar mal de los demás.»
– Epicteto

La asertividad es importante en la comunicación, esta es una habilidad social que consiste en conocer los propios derechos y defenderlos, respetando a los demás. suele definirse como un comportamiento comunicacional en el cual la persona no agrede ni se somete a la voluntad de otros. Hago énfasis en este punto, porque hay que entender que esa persona que te critica o que quiere que cambies, también tiene sus batallas internas.

Las personas que nos critican, así como nosotros, tienen sus conflictos o carencias que no han resuelto. También, puede ser que su autoestima se encuentre desequilibrada o que ni siquiera ha hecho consciente sus propias dificultades emocionales y que la única forma de desahogo es ver y criticar lo que inconscientemente no le gusta en sí mismo o reflejar sus temores en otras personas, algo que en psicología llamamos proyecciones. Dicho en otras palabras, es un mecanismo de defensa mediante el cual la persona atribuye a otros, sentimientos, pensamientos o impulsos propios que niega a aceptar en sí mismo.

"La crítica es la fuerza del impotente."  - Alphonse de Lamartine

«La crítica es la fuerza del impotente.»

– Alphonse de Lamartine (1790-1869) Historiador, político y poeta francés.

Asi que decidimos hacer un episodio en nuestro podcast especialmente dedicado a darte luces sobre este tema tan importante.

Te muestro a continuación un pequeño preview del mismo.

 

Has click  aquí para escuchar nuestro podcast en Anchor o aquí si quieres escucharlo en tu Spotify.

También te puede interesar nuestro episodio: “Inteligencia Emocional en la Nueva Normalidad

Un abrazo,

Luis.

¡Por favor déjame tu comentario!

Leer más
Portada Articulo - Inteligencia Emocional en la Nueva Normalidad

Inteligencia Emocional en la Nueva Normalidad

Llega ese momento en tu vida en dónde te das cuenta que haber tenido excelente calificaciones en el colegio no necesariamente significa éxito y felicidad en la vida real. A veces a las buenas, pero la mayoría del tiempo a las malas, aprendemos que el saber mucho no es el factor más determinante para triunfar en la vida.

El talento por sí sólo ya no es suficiente, y mucho menos ahora que hay mucha más competencia en el mercado. También hay una sobre-oferta de profesionales buscando empleo o simplemente buscando ascender dentro de una escala organizacional limitada en oportunidades de crecimiento.

Las personas que no son capaces de controlar su vida emocional pelean batallas internas que sabotean la habilidad de enfocarse en el trabajo y tener la mente ordenada.  – Daniel Goleman

«Las personas que no son capaces de controlar su vida emocional pelean batallas internas que sabotean la habilidad de enfocarse en el trabajo y tener la mente ordenada.»

– Daniel Goleman

Por eso hoy quiero hablarte sobre Inteligencia Emocional y cómo desarrollarla estratégicamente puede aumentar exponencialmente tus probabilidades de triunfar en el mundo profesional

¿Qué es la Inteligencia Emocional?

Es la capacidad que tenemos para reconocer nuestras propias emociones y las de los demás, discernir entre diferentes sentimientos y clasificarlos adecuadamente, utilizar información emocional para guiar nuestro pensamiento y conducta, y administrar o ajustar las emociones para adaptarnos al ambiente en donde nos encontramos y lograr nuestros objetivos.

No es coincidencia entonces, que la educación escolar sea fuertemente criticada a través de los años, porque existe una desproporción en el desarrollo y la importancia que se le da a la inteligencia vs a la inteligencia emocional en los planes educativos en todo el mundo, sobretodo en Latinoamérica

"Es muy importante entender que la inteligencia emocional no es lo opuesto a la inteligencia, no es el triunfo del corazón sobre la cabeza, es la intersección de ambas."  – David Caruso

«Es muy importante entender que la inteligencia emocional no es lo opuesto a la inteligencia, no es el triunfo del corazón sobre la cabeza, es la intersección de ambas.»

– David Caruso

Es por esa razón que hoy en día hay una demanda muy grande con profesionales que realmente tengan desarrollada las tan codiciadas “habilidades blandas”.

Asi que decidimos hacer un episodio en nuestro podcast especialmente dedicado a darte luces sobre este tema tan importante.

Te muestro a continuación un pequeño preview del mismo.

 

Has click  aquí para escuchar nuestro podcast en Anchor o aquí si quieres escucharlo en tu Spotify.

También te puede interesar nuestro episodio: «¿Se Puede Ser Líder y Buena Persona a la Vez?«

Un abrazo,

Luis.

¡Por favor déjame tu comentario!

Leer más
Mujer sentada en un risco, enfrentando sus miedos

Cómo Transformar Tus Miedos en Aliados

En esta oportunidad te estaré contando un poco acerca del miedo, ya que es un sentimiento que estoy segura ha incrementado en estos meses de pandemia y cuarentena, me gustaría que en este breve momento pienses:

¿El miedo es bueno o malo?

Para responderte, vamos a remontarnos a tiempo atrás, hacia nuestra infancia y es que a muchos, en esta etapa de nuestra vida nos han dicho nuestros padres, familiares o conocidos la tan famosa frase “No tengas miedo”, y a medida que vamos teniendo consciencia la vamos asociando a eventos negativos, por lo que vemos al miedo como una emoción negativa; y por ende, algo por lo que nos debemos sentir avergonzados.

“No es porque las cosas son difíciles que no nos atrevemos. Más bien las hacemos difíciles cuando no nos atrevemos”.

– Séneca, filósofo Romano

“No es porque las cosas son difíciles que no nos atrevemos. Más bien las hacemos difíciles cuando no nos atrevemos”. - Seneca

¿Qué es el Miedo?

El miedo se define como una emoción que se caracteriza por una intensa sensación que percibimos como desagradable ante un peligro real o supuesto. Es una emoción primaria que se deriva de la amenaza. Desde el punto de vista psicológico, es un estado afectivo y emocional, necesario para la correcta adaptación del organismo al medio

Tomando en cuenta el punto de vista psicológico, que tal si vemos al miedo desde otra perspectiva, La razón por la que hablamos de este tema el día de hoy es porque quiero que te lleves algo que estoy segura nunca te dijeron, y es que sentir miedo es tan natural como respirar, forma parte de nuestra vida, nuestro aprendizaje y nuestro crecimiento.

El miedo, es una emoción básica y primaria, y que como lo dice en la definición, no es muy agradable, pero todas las emociones, bien reguladas y gestionadas son buenas para nosotros. Todas las emociones tienen su porqué y ejercen su función. El problema, y en lo que puede ser disfuncional es lo que hacemos con el miedo o en caso contrario, lo que no hacemos.

«A nada en la vida se le debe temer. Solo se le debe comprender.» 

– Marie Curie

A nada en la vida se le debe temer. Solo se le debe comprender. - Marie Curie

¿Qué Pasaría si No Pudieramos Sentir Miedo?

Si no tuviéramos miedo moriríamos. De seguro te encuentras un poco confundido, pero sí, el miedo actúa como un regulador, si no existiera actuaríamos de forma osada y en el peor de los casos seríamos demasiado imprudentes o arriesgados, llegando a exponernos al peligro constante, o simplemente no reaccionarías ante las situaciones dañinas. En otras palabras, el miedo es una señal de alerta que viene a nosotros para regular nuestra conducta y advertirnos de que no estamos preparados para algo, porque pudiéramos caer en comportamientos nocivos que nos afectarían a nosotros y a las personas a nuestro alrededor.

En este punto te puedo decir que a diferencia de lo que le he escuchado a algunos profesionales de que debemos eliminar el miedo, quisiera que aprendas a vivir con él, lo aceptes y lo gestiones.

Ante el miedo tenemos 2 caminos:
1- Seguir sintiendo miedo ante las adversidades, dejando que te paralice y que te impida alcanzar tus metas.
2- Encontrar un remedio, seguir hacia adelante y transformar tu miedo en tu mayor motivación.

«Usted puede descubrir a que le tiene más miedo su enemigo observando los métodos que él usa para asustarlo.»

– Eric Hoffer

Usted puede descubrir a que le tiene más miedo su enemigo observando los métodos que él usa para asustarlo. - Eric Hoffer

Nuestros Miedos Nos Unen

Algo muy interesante que quiero contarte es que Positivamente surgió de la unión de los miedos de Luis y los míos, de nuestras frustraciones, ya que antes de comenzarlo, nos encontrábamos viviendo situaciones difíciles a nivel laboral; el ambiente laboral no era estable (así como te conté en este episodio de nuestro podcast).

Producto del estrés del día a día, las relaciones con nuestros familiares y amigos se estaban tornando negativas, pero, a pesar de estas circunstancias, teníamos un pensamiento que nos unía – queríamos ser más felices y poder aportar en la vida de otras personas, ayudarlos a manejar situaciones y gestionar sus pensamientos y por ende su bienestar emocional.

¡Queríamos hacer la diferencia! – de allí surgió nuestro proyecto; del miedo a seguir viviendo lo mismo por el resto de nuestros días, de no tener una vida plena, de que nuestra existencia se esfumara sin haberla aprovechado.

«Temerle al amor es temerle a la vida, y aquellos que le temen a la vida ya están casi muertos.»

– Bertrand Russell

"Temerle al amor es temerle a la vida, y aquellos que le temen a la vida ya están casi muertos." - Bertrand Russell

Crea Tu Propio «Remedio»

Como puedes escuchar nosotros tomamos la alternativa número dos y fuimos buscando el sanarnos desde adentro y afortunadamente comenzamos a crear nuestro remedio; el poder aportar a otros con nuestro emprendimiento. Y ha sido nuestra mayor motivación desde entonces.

Y como te comentaba, en vez de elegir eliminarlos y gastar toda esa energía en un luchar para sobrevivir, enfocamos nuestra energía en aceptar nuestro miedo y convertirlo en fuente de incentivo, eso que nos impulsa y nos hace crear, reinventarnos y seguir caminando por nuestro sueño, porque créeme que estos miedos nos retan, nos sacan de nuestra zona de confort, y he visto un cambio inmenso en mí cuando decidí sanarme.

Pero no todo llegó de la nada, no es que vas a transformar tu miedo y listo, se solucionan todos los problemas, cada vez que descubres y aceptas un miedo, descubres otros y así es la vida, nos pone retos, lo importante es que te desafíes a ti mismo, creas en ti, claro que tenemos el derecho de asustarnos y de querer quedarnos en esa zona segura y de lo que conocemos, pero una vez salimos de allí, nos damos cuenta de lo mucho que hemos madurado, aprendido y fortalecido.

«El valor no es la ausencia del miedo, más bien, es la opinión de que otra cosa es mucho más importante que el miedo.»

– Ambrose Redmoon

El valor no es la ausencia del miedo, más bien, es la opinión de que otra cosa es mucho más importante que el miedo. - Ambrose Redmoon

Exponte Frente al Miedo

Lo más importante de este viaje es que sepas que es válido explorar, experimentar, equivocarte, ganar, crecer, evolucionar y reinventarte.

Cuando Positivamente se estaba dando a conocer y llegaron nuestros primeros clientes comenzaron a sonar las alarmas en mí, Personalmente, yo nunca he sido extrovertida (quizás solo con personas muy muy cercanas) por lo que me costaba mucho hablar en público.

Cuando llegó el gran día de nuestra primera ponencia, mis manos sudaban, mis piernas temblaban, sentía que todo lo que iba a decir se me había olvidado, y en mi mente revoloteaban las siguientes preguntas:

¿Qué pensarán estas personas de mí?
¿Y si me equivoco?
¿Y si no sé cómo explicarme?
¿Y si mis conocimientos no son suficientes?
¿Y si no me entienden absolutamente nada de lo que les digo?

¿O si me hacen alguna pregunta que yo no sepa contestar?

¡Me sentía tan pequeña en comparación a otros!, pero cuando me dieron el micrófono, no me quedó de otra y me metí en el papel de cero nervios, aunque por dentro quería que todo pasara rápido, sé que mi voz tembló y no es para menos, pero me atreví y di lo mejor de mí. 

Haciendo un poco de introspección, luego de varias charlas y talleres, recordé un suceso de mi niñez, no lo había tenido consciente hasta ese preciso momento, y de seguro era eso lo que me hacía tener tanto miedo de hablar en público.

«Fue un gran consejo que un día escuché que le daban a un niño: «siempre tienes que hacer las cosas a las que le tienes miedo.»

– Ralph Waldo Emerson

Fue un gran consejo que un día escuché que le daban a un niño: "siempre tienes que hacer las cosas a las que le tienes miedo." - Ralph Waldo Emerson

Encuentra La Raíz de Tu Miedo

Te cuento, de pequeña me encantaba decir poesías, pero en una oportunidad en el acto cívico del colegio, se me olvidó todo lo que tenía que decir, me quedé totalmente en blanco frente a mis compañeros, mis maestros y los padres de familia que se encontraban, hubo un silencio incomodo, yo me puse muy triste y lloré.

De allí en adelante nunca más me anoté para los discursos, declamaciones o algo que tuviera que ver con exponer. Lo tenía que hacer en el colegio como asignaciones, pero no me gustaba para nada, lo hacía como una obligación. Al recordar este suceso comprendí que mi mayor miedo es el de no sentirme segura, el de fracasar y es que esa herida se mantuvo de forma inconsciente y me hizo y poner resistencia para protegerme a mí misma, fue mi mecanismo de defensa.
Y con razón me sentía tan pequeña en nuestra primera ponencia, sin saberlo, me sentía como la niña pequeña que una vez se equivocó ante la presencia de tantas personas.

«El miedo cultiva miedo.»

– Byron Janis

El miedo cultiva miedo. - Byron Janis

Rodéate de Motivación

Desde que llegamos al lugar de la exposición, hasta minutos antes de que nos presentaran, Luis me recordaba una y otra vez mi potencial, y de que por primera vez nuestro mensaje de Bienestar iba a ser escuchado de forma pública.

Tanto Luis como Positivamente se convirtieron en mi remedio para transformar mi miedo, y a pesar de todos esos pensamientos, fui capaz de pararme frente a 100 personas, compartir mi experiencia de vida y nuestro mensaje de positivismo, autoconocimiento y empoderamiento.

Parte de mi proceso para sanar ese miedo es rodearme de personas que me equilibran, y que me motivan, pero el remedio más poderoso es el que sale de mi interior; esa vocecita que me recuerda que yo tengo el poder ante mis acciones. Aquel día que tuve esta introspección, viajé al pasado, y abracé mi niña interior, mientras mis lágrimas corrían. Si no hubiese ocurrido este suceso, mi vida sería otra, y quizás no estaría acompañando a otras personas a autodescubrirse, aceptarse y superarse.

«Muy a menudo el miedo a un mal nos lleva a realizar uno peor.»

– Nicholas Boileau-Despresaux

Muy a menudo el miedo a un mal nos lleva a realizar uno peor. - NIcholas Boileau-Despresaux

Técnicas Para Gestionar Tus Miedos

1. Por favor, tómate el tiempo de hacer una lista de tus miedos y colócale al lado cual crees tú que puede ser el remedio para transformarlo. Recuerda que no debes ver el miedo como un enemigo, conviértelo en tu aliado.

2. Una de las técnicas psicológicas más utilizadas es la de exposición, y consiste en exponerse de forma controlada al estímulo que causa el miedo, en mi caso el hablar en público, por lo que me sucedió a los 6 años, ese qué pensarán de mí, el no querer equivocarme y buscar la perfección, que por cierto no existe, pero sucede cuando no lo sabía gestionar de una manera positiva en mi vida y que me causó de manera directa e indirecta daños en relaciones interpersonales, o el perderme oportunidades por ejemplo.

Así que cada vez que me toca exponerme ante muchas personas, se va disminuyendo ese miedo, hasta que tomas el control de la situación.

3. En caso de que no quieras exponerte tan directamente a tu miedo lo que es común, lo que puedes hacer es usar tu imaginación, visualízate haciendo eso que tanto temes, o invita a alguien que te de apoyo mientras te expones, reconoce tus reacciones fisiológicas, son parte importante de ese momento.

Como te dije, muchas veces podrás hacerlo solo, pero es mucho mejor cuando cuentas con el apoyo de familiares y amigos, porque te sostendrán en los momentos difíciles.

4. En caso de que sea un miedo más profundo, no dudes en buscar ayuda profesional, date el permiso de hacerlo.

«Creo que es más valiente el que vence a sus deseos que aquel quien vence a sus enemigos, porque la victoria más grande es sobre uno mismo.»

– Aristóteles

"Creo que es más valiente el que vence a sus deseos que aquel quien vence a sus enemigos, porque la victoria más grande es sobre uno mismo."  - Aristóteles

Conclusiones Finales

Recuerda que todos los días aparecen los miedos, y no me arrepiento de los míos, tampoco me avergüenzan, porque ya comprendí que me permiten conectarme con mi interior, transformarme, y disfrutar cada experiencia.
No lucho en su contra, no me desgasto; aprendo de ellos.

Quejarte no solucionará nada, aprovecha y concentra tu energía en buscar tus propios remedios para continuar construyendo la vida que quieres.   
La vida siempre estará llena de tropezones, de pruebas, de ensayos y de errores, pero recuerda que eres lo suficientemente fuerte para transformar tus miedos y alcanzar tus metas.    

Gabriela Sánchez Co-Fundadora de Positivamente

 

Un abrazo,
Gaby

Leer más
Hombre mirando al mar simbolizando que va a enfrentar a sus miedos

Cómo Superar El Miedo al Rechazo

De niño, era el gordito del salón, lo que para mí significo un rechazo, lo suficientemente fuerte como para marcarme. Por esta razón sentía que no pertenecía; que estaba fuera de lugar. Y ahora que analizo estas experiencias traumáticas de mi niñez, ya no es tan difícil deducir por qué me costaba tanto vender.

«Hasta que el inconsciente no se haga consciente, el subconsciente dirigirá tu vida y tú le llamarás destino.»

– Carl Gustav Jung

Necesitaba más seguridad a la hora de interactuar con los demás, pero inconscientemente no sentía que pertenecía, por lo que yo mismo me rechazaba antes de abrir la boca. Y por esta razón he escrito este artículo para ti que me lees, porque sé que hay grandes cosas que deseas alcanzar pero a veces el miedo te gana.

Fue duro darme cuenta del miedo al rechazo que tenía mientras estudiaba coaching, pero a la vez fue como ver la luz y respirar, porque por primera vez, sentí control sobre ello; yo podía resolverlo, y tenía la oportunidad para hacerlo.

Me di cuenta que yo siempre fui “normal”, que siempre pertenecí, y que por culpa del rechazo de los demás, yo me estaba rechazando a mí mismo; me estaba lastimando sin darme cuenta.

Persona bailando sobre un salar simbolizando que se está perdonando a sí misma

Perdónate a Ti Mismo

Como sucede con todo miedo, es que en su raíz existe para protegernos de que aquellas experiencias traumáticas de rechazo que vivimos no nos vuelvan a ocurrir. El problema es que, a pesar de su intención positiva, nos protegen a costa de conductas distorsionadas que nos lastiman a nosotros y los demás.

El primer paso para sanar y superar cualquier miedo es comenzar un proceso de perdón. Así es, dije proceso, porque no es mirarte al espejo y decir «lo siento». La etimología de la palabra ‘perdonar’ es la «acción completa y total de dar/regalar»

Sí, mírate al espejo y di las palabras que debas decir para soltarlo y perdonarte, pero luego de allí, sal allá afuera y demuéstratelo a ti mismo. Tienes que dar, dárte a ti mismo y a los demás; regalarte la oportunidad para ser mejor y dejar el pasado atrás.

«Se perdona mientras se ama.»

– François de La Rochefoucauld

Hombre preparándose para salir y actuar

Enfrenta al Miedo al Rechazo

Tomar cartas en el asunto me llevó a la acción, ya que la única manera de perdonarme a mí mismo por mi propio rechazo, era enfrentarme a los escenarios sociales que consideraba muy incómodos, de una manera paulatina y a consciencia.

A medida de que fui enfrentándolo, paso a paso, mis resultados comenzaron a cambiar, Positivamente nació y comenzamos a exponernos públicamente en charlas y conferencias. Estos momentos fueron escenarios en los que pude amarme más y llenarme de confianza, y a la vez, fueron una consecuencia de ese esfuerzo.

Lo más valioso fue aprender que para creer en mí mismo, tenía que probármelo al actuar con fé. Porque no se trata de quien fui en el pasado, sino de quien quería ser; era traer ese futuro a mi presente, actuando aquí y ahora. Y en esa acción, comenzaba a crear a mi nuevo yo, paradójicamente, el yo que siempre fui.

«La mejor seguridad se encuentra en el miedo.»

– William Sakespeare

Escritorio listo para ponerse a trabajar

Créate a Ti Mismo Para Creer en Ti Mismo

Es natural que tengamos malos recuerdos de nuestra infancia, heridas que nos marcaron y miedos para perseguir nuestros sueños, no seríamos humanos si fuese de otra manera. Y si algo te quiero decir el día de hoy es que tú te necesitas a ti mismo, necesitas sanarte, y tienes ese poder especial digno de cualquier gran historia.

Tu siempre has sido grande, siempre has sido suficiente y más, y si por esas experiencias negativas has creído por mucho tiempo que no lo eres, ha llegado el momento en que tomes las riendas de tu felicidad. No puedes cambiar el pasado, pero si puedes cambiar tu presente; comienza a crearte; no dejes pasar un día más.

Identifica esas situaciones que te causan mucha incomodidad, es una señal de que allí encontrarás lecciones valiosas que debes aprender. Enfréntalas paso a paso, con estrategia y analízalo todo, pregúntate a ti mismo que puedes hacer diferente y mejor la próxima vez. Cada vez que sales y enfrentas el miedo al rechazo, te estás demostrando a ti mismo que eres más grande que eso; te estás perdonando; estás sanando.

«El respeto de sí mismo es el sentimiento de seguridad del que nadie, hasta ahora, desconfía.»
– H. L. Mencken

 

Un abrazo,

Luis.

Leer más
Bombillos encendidos que representan los sistemas de creencias humanos.

Transforma Tus Creencias Limitantes a Potenciadoras

Las creencias son un tema que me apasiona mucho y que considero todos deberíamos conocer. En cualquier situación desafiante de la vida, podemos hacer introspección, analizar nuestras creencias y luego transformar las limitantes en potenciadoras para salir adelante.

Por eso, he preparado este artículo para ti, para ayudarte a ver lo que actualmente no estás viendo sobre ti mismo, sobre ti misma. Para que puedas entenderte mejor, y salir de los ciclos viciosos que te continúan ocurriendo por más que racionalmente busques lo opuesto.

¿Qué es una Creencia?

Las creencias son una valoración subjetiva sobre algo como verdadero.

Su etimología viene del Latin credere, que significa: «Tener fé, pensar que es posible». Y también de la raiz Indoeuropea ‘Kerd’, corazón, y ‘Dhe’, poner: «Poner el corazón», donde ponemos el corazón.

Las creencias determinan los permisos que nos damos a nosotros mismos para actuar y pensar, y con los cuáles también medimos al entorno. Las creencias, y por ende los permisos, forman las normas y los principios de acción de nuestra vida.

Es imposible que un ser humano funcione sin un sistema de creencias, porque por más subjetivas que estas sean, son nuestra realidad, nuestra verdad de la que nos apoyamos para construir toda nuestra vida. Es allí donde está su poder, y es allí donde esta su peligro.

«Hay una gran mentira: que somos limitados. Los únicos límites que tenemos son los límites que creemos”

– Wayne Dyer

Persona sostiene luces led en sus manos simbolizando que todos atesoramos nuestras creencias

Nuestra Perspectiva y las Creencias

Hace unos días, me topé con una ilustración del maestro Selcuk Erdem, en donde plasmaba a un rinoceronte pintando cuadros en la sabana Africana. En cada uno de los cuadros en los que capturaba la belleza de su hábitat, había pintado en el medio un cuerno; su cuerno de rinoceronte.

Está de más decir que esto llamó poderosamente mi atención. Lo tomé como una representación visual de que todos tenemos una perspectiva desde la cual miramos todas las cosas y medimos las acciones de los demás.

Todos tenemos un «cuerno» entre los ojos.

Y aunque asimismo, todos tenemos virtualmente los mismos ojos, nuestra forma de ver el mundo es tan única como nosotros mismos. De allí es que podemos enriquecernos unos de otros siempre y cuando así lo dispongamos.

“El hombre a menudo se convierte en lo que cree ser”.

– Mahatma Gandhi

Luz entrando por la venta ilustrando que las creencias son como la luz que nos guía

Los Tipos de Creencias

Pero luego de la emoción sobrecogedora y tierna que me inspiró la pintura, un mensaje algo oscuro se asomaba desde el fondo: El cuerno, que le da una perspectiva única al animal, también se la limita.

¿Qué es el cuerno entonces? Fue la gran pregunta que me hice. La idea estuvo girando en mi cabeza por un tiempo hasta que me topé con una posible respuesta.

Nuestras creencias.

Son ese complejo y subjetivo sistema que conforma el universo de significados, leyes y valores que influyen en cada una de nuestras decisiones, desde las más grandes hasta las aparentemente insignificantes.

“Escucha tus pensamientos internos. ¿Te conducen a la felicidad y al éxito o a la infelicidad y al fracaso?”.

– Jerry Bruckner

Mujer atrapada en representación de que podemos privarnos de la felicidad y el exito por nuestras creencias limitantes

Creencias Limitantes

Una creencia es limitante o potenciadora en relación a como nos auto-permiten la felicidad, el éxito o los objetivos que tenemos, estos últimos siendo tan subjetivos como las creencias mismas. Pero dentro de esta subjetividad, podemos tomar las necesidades humanas fundamentales como punto de referencia para entender si las nuestras son limitantes o potenciadoras.

En este sentido podemos entonces decir que las creencias limitantes son conceptos de la realidad que nos alejan de las personas, y que limitan la fé en nosotros mismos y en que podemos alcanzar nuestra felicidad plena. Son conceptos distorsionados de la vida que inconscientemente nos truncan nuestra autorrealización.

“No escuches la voz de la negatividad. ¡Escucha tu voz de posibilidad!”.

– Jerry Bruckner.

Hombre extendiendo los brazos como simbolo de libertad, paz y felicidad.

Creencias Potenciadoras

Cuando nosotros, los seres humanos, satisfacemos nuestras necesidades fundamentales de subsistencia, protección, afecto, entendimiento, participación, ocio, creación, identidad y libertad, tenemos una posibilidad más alta de desarrollar más y mejores conceptos (creencias) potenciadores acerca de nuestra realidad.

Por ejemplo, si desde niños, cada vez que teníamos un problema, nuestros padres nos alentaban y daban una perspectiva positiva y de aprendizaje, eso fue enviando un mensaje a nuestro inconsciente. E inclusive y con más énfasis, cada vez que la familia pasaba por un momento duro, la actitud positiva de nuestros padres frente a estas situaciones nos envía otro mensaje contundente que va formando nuestro sistema de creencias acerca de cómo enfrentar problemas.

En este sentido, una creencia potenciadora no es la que pinta la vida sin dolor, sino la que contiene los patrones de pensamiento que nos van a permitir enfrentar los desafíos de la mejor manera posible; hacia lo positivo, el aprendizaje y el crecimiento.

“No tengas miedo de tus miedos. No están ahí para asustarte. Están ahí para hacerte saber que algo vale la pena.”

– Joy Bell C.

Nuestras creencias guían nuestros pasos

Transformar una Creencia

Te has puesto a pensar ¿de qué está compuesto el cuerno que llevas entre los ojos? Es sin duda una pregunta desafiante que puede hacer renegar hasta al más abierto de mente. Y como no, si nuestras creencias son lo más preciado que “poseemos”. Nadie quiere darse cuenta que ha pasado 20, 30, 40 años creyendo en algo “equivocado”.

Todas las creencias tienen una intención positiva. Cuando no se satisfacen nuestras necesidades fundamentales, la creencia se forma para protegernos del entorno. El problema es que la creencia limitante busca satisfacer esa necesidad de una forma distorsionada.

Así que, si analizamos nuestra conducta y somos humildes para escuchar y ponderar la opinión de los demás acerca de nuestro actuar, podemos toparnos con conductas negativas que tienen como raíz una creencia. Si encontramos la intención positiva de la misma, podemos entonces reformular una nueva creencia (potenciadora) que nos lleve a cumplir esa intención pero de una manera sana y positiva.

«Nuestras creencias sobre lo que somos y lo que podemos hacer, determinan precisamente lo que podemos ser.»

– Tony Robbins

Revisa en lo que crees, en las cosas que defiendes y por lo que luchas, allí en el fondo hay cosas muy interesantes para ver. Descubre tu cuerno entre los ojos y date la oportunidad de estar equivocado y de cambiar. 

El rinoceronte estaba feliz pintando sus cuadros, porque al final del día, aunque no podamos verlo todo ni saberlo todo, si podemos decidir ser felices. La perfección no existe, pero si la excelencia de saber que estamos comprometidos a ser una mejor versión de nosotros mismos.

Un abrazo,

Luis.

All credits for Selcuk Erdem

Arte por Selcuk Erdem

Y antes de terminar, aquí te comparto unas frases más sobre creencias muy buenas.

Frases de Creencias

“Nunca permita que las limitaciones o inseguridades de otros limiten lo que es posible para ti”. – Hal Elrod

“Los únicos límites que tienes son los límites en los que crees”. – Wayne Dyer

“Cuando creas que eso es lo mejor que obtendrás, tendrás razón”. Vivek Naik.

“Para arreglar tus creencias tienes que encontrar el lugar dentro de ti donde nada es imposible”. – Deepak Chopra.

“En lugar de centrarse en por qué no se puede hacer algo, piense cómo puede hacerlo”. – Jerry Bruckner.

«Puedes ir tan lejos como lo permita tu mente. Lo que crees, recuerda, puedes lograrlo”. – Mary Kay Ash

“Toma conciencia de tu diálogo interno; ¿Qué te está diciendo esa voz dentro de tu cabeza todo el día?”. – Jerry Bruckner

Leer más